IMG_20190429_170320_edited.jpg

“El arte es una forma de entender, de explorar, de mirar la naturaleza”

Andy Goldsworthy

 

La vida transcurre en ciclos que se desarrollan y se siguen unos a otros, igual que en la naturaleza, donde el ritmo de lo cíclico es permanente. La luna, las mareas, el día y la noche, las estaciones, y nuestra relación con lo natural en los procesos de siembra y cosecha, viendo a la tierra germinar, ofrecernos su fruto y descansar después vacía para volver a nacer más tarde, recordándonos que nosotros somos también seres naturales y vivimos en ciclos. Cada latido de nuestro corazón es un rápido recorrido de la sangre por nuestro organismo, con regreso al punto de partida y vuelta a empezar. Inhalamos y exhalamos, y nuestro cuerpo evoluciona y avanza a lo largo de los años, dejando atrás etapas y comenzando otras nuevas. Nuestras relaciones, nuestras conexiones, también pasan por ciclos, y es un arte saber cuánto tiempo dura cada uno, cuándo es el momento de pasar al siguiente, cuándo hemos madurado una relación, un trabajo,  un dolor, un proceso, y es hora de dar paso al siguiente.

Marta Pérez Ibáñez.

Patriciamayoral.Pintura.Fotografía.Artista plástico